Como practicar sexo y consejos para el embarazo

Spread the love

Como practicar sexo y consejos para el embarazo

¿De qué forma es el sexo en el embarazo? Quizás hasta el momento no te habías hecho esta pregunta, si piensas en quedarte encinta o bien o bien tu pareja os halláis en ese periodo, probablemente se os presenten muchas dudas en lo que se refiere a de qué forma encarar la sexualidad en ese periodo. Tal vez todavía no has decidido si deseas tener relaciones pues o bien tu pareja tenéis dudas que os agradaría solucionar, o bien piensas en quedarte encinta y deseas tener más información sobre el sexo a lo largo del embarazo.

El sexo durante el embarazo es un placer al que no tienes por qué negarte.

Si quieres saber que se puede y que no se recomienda hacer te vamos a dar algunos consejos para que, siempre que quieras, puedas disfrutar de la sexualidad durante este bonito momento que una mujer puede tener en la vida.

    BENEFICIOS DEL SEXO DURANTE EL EMBARAZO

Debido a los cambios hormonales, ciertas mujeres experimentan un aumento en su excitación y pueden sentir mayor placer a lo largo de las relaciones en pareja mas hay otros casos en los que el deseo y la excitación son menores que ya antes del embarazo. Sea como sea tu caso, te contamos qué beneficios puede aportarte practicar sexo a lo largo del embarazo:

-Disfruta de un mejor descanso. Con el sexo se liberan hormonas como la oxitocina o dopamina, que harán que mejore la calidad del sueño y puedas descansar mejor.

-Mejorará la elasticidad de la vagina, las relaciones con penetración proporcionan más fortaleza en la zona vaginal, la uretra y también al recto, se reduce así las posibilidad de desgarros y lesiones durante el parto y mejora todo a la hora de parir tener sexo durante el embarazo.

-Fortalecerás tu suelo pélvico, conseguir un suelo pélvico más fuerte te ayudará durante el parto pero será muy importante también durante el período de recuperación posterior. Después de dar a luz.

-El sexo puede ser el mejor aliado para estimular el parto, si ya has salido de cuentas y siempre que te lo haya recomendado el tocólogo, el sexo puede ser el mejor desencadenante para provocar el parto y así sera todo más rápido a la hora de parto.

-Fortalecerás la relación con tu pareja, el sexo durante el embarazo os hará sentir aún más unidos. Cuidar las relaciones íntimas en ese período es importante, ya que la llegada de un hijo supondrá un cambio muy intenso en vuestra relación de pareja y vuestra vida familiar sera más intensa.

    -Sexo durante las 3 fases del Embarazo

Nueves meses es un buen tiempo, y es muy normal que conforme avancen las semanas en la gestación y se acerque la data de parto, tu cuerpo responda de diferente forma. Quizás no lo habías pensado, mas el embarazo es buen instante para probar otras situaciones que quizás no se te habían ocurrido hasta el momento.

En el embarazo en un momento para experimentar en el sexo

-Primer Trimestre

El primer trimestre es el periodo que produce más inseguridad sobre si el embarazo proseguirá adelante o bien no, y de ahí que que en ocasiones no se comunica hasta el momento en que no ha pasado ese primer trimestre. Va a ser a lo largo de estos primeros meses cuando más dudas y temores os broten a los dos sobre qué se puede y qué no se puede hacer en pareja. De ahí que es fundamental que haya una comunicación fluida en la pareja y se encaren las nuevas circunstancias con absoluta naturalidad.

El triángulo dorado 

En esta postura, la persona embaraza estará recostada sobre la cama apoyando su espalda, pero con las piernas ligeramente flexionadas a través del tronco de su pareja, que estará arrodillado pero elevándose sobre la superficie formando así un triángulo para hacer juegos eróticos.

-Segundo Trimestre

Con la llegada del segundo trimestre de gestación, ya ha pasado el temor inicial de los primeros meses y tanto la persona encinta como su pareja se sienten más seguros: todo va bien y el embarazo prosigue adelante.
Es en este trimestre cuando empieza un periodo que acostumbra a ser considerablemente más activo y satisfactorio a nivel sexual. Si bien el abdomen haya crecido levemente, este incremento no supone un cambio muy substancial en el momento de amoldar las distintas posturas.
Otro cambio físico que resulta muy estimulante es que se recibe más sangre en la zona genital, lo que hace que la zona esté más sensible a cualquier estímulo: caricias, sexo oral, penetración… con lo que los clímax pueden ser considerablemente más intensos.

El jinete relajado

En esta postura, la persona embarazada se sentará a horcajadas sobre su pareja, que estará tumbada completamente, pero a su vez se apoyará en sus manos de forma relajada.

-Tercer Trimestre

A lo largo de este último trimestre de la gestación, probablemente el agobio y el cansancio hagan que el interés por el sexo vuelva a decaer. El abdomen ya va a haber alcanzado un tamaño mayor y la penetración puede resultar algo más incómoda para los dos si no se usan posturas adaptadas.

La emboscada

En esta postura permaneceréis de arrodillaros, siendo la penetración desde la parte de atrás. Podéis apoyaros sobre alguna pared o alguna otra superficie estable.

La sexualidad va mucho más allá del coito, sólo hay que abrirse a otras sensaciones.