Conejito rampante ¿Un consolador Qué nos hace disfrutar ?

Spread the love

La vida en pareja puede tornarse aburrida y monótona, afectando considerablemente el aspecto sexual, por lo que es importante mantener una comunicación abierta, que permita confiar en el otro y crear el ambiente propicio para “avivar la llama de la pasión”.

 

Para disfrutar del sexo en pareja, hay querer dar y recibir placer. Es necesario dejar por fuera los pensamientos conservadores y reservados, y dar paso a una conversación sincera y franca, para generar esa atmósfera en la que se puedan describir los gustos de cada quien al momento de establecer la relación sexual.

Sin duda alguna, una de las mejores opciones al momento de tomar la batuta en la renovación sexual de las parejas y para consentirse a solas, son los juguetes sexuales. Actualmente, existe en el mercado, una gama impresionante de juguetes sexuales para todos los gustos, hechos para producir placer de distintas formas, elaborados con materiales diferentes y a precios asequibles.

 

Dentro de los juguetes de corte erótico, los favoritos y más buscados son los consoladores, ideales para una adecuada estimulación erótica. Tienen muchos beneficios resaltantes, como el aumento de la libido, ayudan a llegar al orgasmo y aumentan la lubricación y la excitación de forma natural.

 

Conejito Rampante, un consolador para el disfrute:

 

Aunque el nombre sea un poco gracioso, el consolador tipo conejito rampante es una innovación que vino para quedarse dentro de la variedad de consoladores existentes en las tiendas especializadas y sexshops. Además de permitir la penetración, tienen un estimulador que es específico para la zona del clítoris y su forma imita a un conejo corriendo.

 

El conejito rampante es uno de los más populares artículos eróticos femeninos, dado que brinda placer en las dos zonas más importantes para la mujer: la vagina y el clítoris o ambas a la vez, siendo la mejor combinación. Puede tener varias formas y tamaños, de acuerdo a los gustos de cada consumidor. Diferentes longitudes y diámetros, así como velocidades, están a la disposición con este poderoso juguete.

Con respecto al tamaño, las principiantes deben saber que es recomendable ir poco a poco, ya que es un aprendizaje que permitirá luego decidir lo que más gusta. El conejito rampante, normalmente viene en los siguientes tamaños: pequeño (hasta 12 cm), el cual es ideal para tener en el bolso o llevar de viaje; tamaño mediano (entre 12 y 18 cm), siendo los más similares a un pene real; y los grandes (más de 18 cm), para personas con experiencia en el uso de consoladores o dildos (se debe usar lubricantes para una mejor penetración).

 

Los colores en los que se encuentra disponible el conejito rampante son muy llamativos: desde rosados, lilas, hasta colores oscuros como el negro.

 

Por último, el consolador de tipo conejito rampante, se encuentra en variedad de materiales: silicona, pvc, gelatina, cristal y metal.

 

Este juguete erótico, invita a abandonar el aburrimiento y dejar volar la imaginación, ya sea solo o en pareja. Para elegir, hay que informarse, ver detalladamente los beneficios que ofrece cada tipo y atreverse a probar los productos más innovadores en la mejor tienda erótica online.