Sexo anal: Una manera de disfrutar

Spread the love

Sexo anal: Una manera de disfrutar

¿Cuando se habla de sexo anal? Es normal entre hombre homosexuales, obvio, sí tratan el tema, no queda otra que hablar sobre el tema. Entre las parejas heteros, puede ser que hombre se anime a hablar al algo más al respecto, pero la mujer mucho menos es más tabú ¿ Sabéis cuantos hombre reclaman esta practica sexual y ella lo rechaza, sera en función del tamaño?  Cuantas alegría os hemos dado ante la sutilidad del miembros al que os afrontáis. Por eso los estudios dicen que el la tercera práctica sexual en todo el mundo. Y, si lo piensan, la mayoría la descubrimos después de haber practicado el coito y las felaciones. Ya que ponéis es culete para arriba, ¿por que no ayudamos a prepararos para la ocasión del sexo anal?

sexo anal

Como ya sabéis el sexo anal, por que da tanto miedo, lo primero por que se asocia a la penetración, y por que se piensa que el dolor que puede producir. En el sexo anal, la penetración es una de las muchas cosas que podemos hacer, eso si no puede ser ni la primera, ni la única cosa que podemos hacer. Es muy importante es preparar la musculatura del ano para sacarle el máximo partido. El placer postural o colocación exacta para que los cuerpos puedan entregarse y disfrutar en la cama.

¿Como disfrutar del Sexo Anal?

Es mejor empezar a solas, ya que la musculatura del esfínter es muy fuerte. Si no tienes conciencia de cómo relajar esta musculatura y la mantienes tensa, la relación anal te costará más y sera más dolorosa. Podéis empezar en la ducha, que solomos estar más relajados, no podemos tocar con los dedos el ano. Lo podéis rodeándolo, entrando y así lo podéis conocerlo. No hace falta estar en situación sexual, lo jugando. Y así observar lo que sientes en el ano. Lo podéis ir abriendo con los dedos sobre todo lenta y delicadamente para tener el placer del sexo anal.

Este ejercicio de abrir y relajarse, lo que repite es la misma secuencia de los orgasmos, todo esto es por que la musculatura del ano se contrae con esa cadencia de un segundo.

El siguiente paso lo que podéis usar son los juguetes anales. Cada uno le puede poner el juguete anal que le apetezca ya que hay el mercado un montón de plug anales, ya suponen una divertida puesta en escena. De ahí los dildos, y por último, las ya conocidas bolas chinas anales.

bola china anal

Otra manera de obtener sexo anal son algunos dildos que ofrecen los mejores placeres de la vida.

sexo anal

Son una ristra de bolas de menos a mayo tamaño que se introducen en el ano, eso si siempre es aconsejable utilizar lubricantes anales. Si os masturbáis, durante el orgasmo, saca una a una las bolas en cada uno de los espasmos que tengáis, veras que disfrute.

Este entrenamiento, dilata el ano y encima es rico. Aunque simplemente siguiendo el conocido ritmo de una por segundo, cuando sala la bola, el ano lo que hace automáticamente es contraerse. Todo esto es lo mismo cuando el posible orgasmo que tendremos con la penetración. Por eso entendemos que el ano también forma parte de la musculatura pelvica. Por eso todos estos entrenamientos repercuten, por que la tonificación del mismo y así se endurece y en más fácil a la hora del sexo anal y sobre todo sin miedos al dolor.

Antes de finalizar, a quien le apetezca de acercarse a todas estas prácticas, lo primero a lo que hay que recurrir es a un buen lubricante, mejor si es al agua, que también los podáis utilizar con los juguetes. El entrenamiento, lubricante, y juguetes anales y sobre todo poca vergüenza, son las armas infalibles para practicar el sexo anal, de una manera placentera.