¿Qué es el punto G y cómo estimularlo?

Spread the love
5/5 - (1 voto)

Los orgasmos tienen la capacidad de hacerte sentir increíble, ayudando a reducir el estrés y los dolores de cabeza, incluso mejorar tu piel. Sin embargo, los orgasmos femeninos suelen ser muy esquivos, especialmente cuando se intenta llegar a ellos de una forma que no sea la estimulación del clítoris. No obstante, hay una forma en que esto se puede hacer, a través del punto G. Pero ¿qué es el punto G y cómo se estimula?

Pues en este artículo te contamos qué es el punto G y cómo se estimula.

¿Qué es el punto G?

Existe el punto G? Qué es y dónde se encuentra
Dibujo ilustrativo del punto G

Como nos cuentan en Escortpasión, aunque pueda parecer de data reciente, ya a mediados del siglo XX, Ernst Gräfenberg nos hablaba de una zona erógena dentro de las paredes de la vagina, la cual podía ser estimulada. En los años 80, con la publicación de “The G Spot and Other Recent Discoveries About Human Sexuality”, diversos investigadores acuñaron el término «Punto G», en honor a Gräfenberg y su descubrimiento.

Pero, ¿qué es el Punto G?

Pues se trata de una zona erógena, de difícil acceso, la cual se encuentra dentro de las paredes de la vagina, particularmente en la pared frontal, a unos 3 o 4 centímetros de la entrada. De encontrarse excitada la mujer, esta zona se sentirá hinchada y rugosa.

¿Todas las mujeres tienen un punto G?

Hoy en día, se cree que no todas las mujeres tienen un punto G. Aunque no hay estudios concluyentes, se cree que el punto G podría estar presente solo en poco más de la mitad de las mujeres.

Para saber si tienes un punto G, la única forma de hacerlo es buscarlo y, tanteando y estimulando la zona.

¿De qué forma? Veamos cómo se estimula el punto G.

¿Cómo se estimula el Punto G?

El punto G femenino: qué es y dónde está ubicado - Mejor con Salud
Mujer luciendo satisfecha

Para saber cómo se estimula el punto G, es primordial encontrarlo.

Esto es recomendable que se haga cuando te sientas relajada y, de ser posible, excitada, porque de esa forma el punto G se hincha, y la sensación rugosa es fácilmente diferenciable de las demás partes de las paredes vaginales.

La forma de encontrarlo será con los dedos, usando uno o dos, introduciéndolos en forma de garfio, un poco arqueados, dentro de la vagina. A unos 3 o 4 centímetros, en la pared frontal, debería estar ubicada una zona con un tacto distinto, ante cuyo tacto se debe sentir de una forma intensa. La posición más cómoda para hacerlo sería hacerlo acostada, boca arriba, o sentada en un sitio cómodo.

Si se logra encontrar, este se puede estimular de forma similar al clítoris, frotándolo suavemente, al gusto de cada una, hasta llegar al orgasmo.

Otra forma de estimular el punto G puede ser a través de juguetes sexuales especializados para la tarea. Con los juguetes sexuales como los vibradores para el punto G se puede llegar a sensaciones más intensas, y a orgasmos muy placenteros.

Conclusión

Los orgasmos, además de generar sensaciones muy placenteras, pueden ser beneficiosos para nuestra salud. A través de la estimulación del punto G, se puede llegar a orgasmos muy intensos y deleitosos, por lo que saber qué es el punto g y cómo estimularlo puede ser un gran aliado.